Biografía comiquera

martes, diciembre 20, 2005

Los Inicios (2ª parte)


Mis inicios, etapa Dragon Ball (el final)
Después de eso comencé a leer tomos de Arale (Dr. Slump), pero no me convencían ni me hacían tanta gracia como la serie de televisión (que conocía desde hacía poquito). Compré tres de ellos, pero los arrinconé en un armario a los pocos días, cosa que no he hecho nunca con ningún cómic que acabase de comprar, lo que da a entender lo poco que me gustaron.



Y ya cierto día, vi un número uno de Dragon Ball, en la tienda, que era precisamente el que me faltaba para tener la colección completa, lo compré y dije: “¡¡bieeeeeennn, ya tengo la colección entera!!”pero al llegar a casa me dí cuenta de que ponía Dragón Fall, y que era una parodia de la serie, jejeje, lo que me pude reír (después de arrancarme los pelos al seguir sin tener el número uno)…pero desconocía que tendría continuidad, y ahí me quedé.

Luego compré las tres primeras pelis de la serie dragón ball gt, y creo que fue ahí cuando murió mi interés por la serie. Creí que nunca dejaría de gustarme, pero no fue así, cierto día me paré a pensar y dije…sí, está bien como entretenimiento para niños, pero…luego te das cuenta de que no se dice nada interesante, simplemente son peleas, y personajes muy simples, el dibujo tampoco tiene nada del otro mundo, el lenguaje que se utiliza es simple y coloquial, y…de la noche a la mañana dejó de gustarme, la pared de mi habitación volvió a su estado natural, es decir…blanca y con algún que otro póster de pelis o un calendario…o poco más, y la serie en cómics, así como las pelis, pósters, tomos, etc. Metidos en una caja y abandonados en lo más recóndito del trastero.
La gente seguía pensando que me gustaba, pero poco a poco se daban cuenta de que no. No me interesaban las conversaciones sobre el tema, y pasaba ya de Dragon Ball, me había hartado por completo, y me sigue durando hasta ahora. Necesitaba algo que me llenara más, algo distinto, algo más adulto (nooo, no penséis en eso que estáis pensando, el porno llegaría más adelante, jajaja, no, es broma :-P), aunque tampoco demasiado, algo que tuviera más argumento, personajes más creíbles, y cosas de ese estilo, pero tardaría en encontrarlo.

Después de eso continué con los cómics de Mortadelo, pero los leía de forma ocasional, no obstante ya tenía un número considerable, a pesar de que mi padre me perdía uno cada dos por tres porque entraba en mi habitación a hurtadillas, los cogía, y se iba al aseo, pero luego se le olvidaban en cualquier parte, en su coche, en otros sitios…al final perdí unos cuantos por esta causa, estos padres... Y al poco la serie de Mortadelo y los cómics de ese estilo en general, dejaron de interesarme porque siempre era lo mismo y ya no me hacían gracia, y menos después de haber visto algo tan bueno como Dragon Fall (a pesar de haber tenido sólo un número en mis manos), no tenía comparación posible, Superlópez casi tampoco y ya tenía toda la colección hasta el momento, Zipi y Zape no me divertían, y de Pafman y los Xunguis no encontré más números.

En ese momento dejé de comprarme cómics de ningún tipo, y en definitiva, perdí un poco el interés hacia todo esto, sólo buscaba algo que me hiciera mucha gracia, o algo un pelín más seriecillo, con lo que pudiera decir…anda, esto me resulta interesante sin ser una pelea sin motivo, o una sucesión de viñetas exactamente iguales y con el mismo final cada vez.

Poco después ví algunos fines de semana por la mañana las series de: Spiderman, Hulk, Los Cuatro Fantásticos, etc. Y despertó cierto interés en mí todo aquello relacionado con gente normal que se transformaba, o que poseía ciertos poderes, o que los adquiría de forma extraña, etc. Me llamaba la atención el hecho de que fueran humanos, de que vivieran en sitios reales, de que sus poderes tuvieran un origen justificado, etc. Pero ahí quedó la cosa, tampoco hice nada al respecto, simplemente seguía bastante las series, y me gustaban mucho.

Mis inicios, etapa de búsqueda de algo que me resultase interesante
Cierto día unos amigos me comentaron que la serie Dragon Fall existía, y que no era sólo un número, sino que había muchos, que habían salido ya unos 15, y me pasaron algunos de ellos, no pude parar de reír en varios días, era muy superior a todo lo que hubiera leído hasta la fecha, jejej, y decidí seguir la serie a la vez que buscaba algo más serio que Dragon Ball, una cosa no quitaba la otra…
Volví a la tienda Ateneo, y ví que ellos tenían todos los números que habían salido, así que cada vez que bajaba a Alicante y tenía oportunidad (y dinerillo) me compraba uno o dos. Pero (aunque parezca mentira) todavía desconocía que en aquella tienda hubiera otro tipo de cómics que no fueran de Dragon Ball, de Mortadelo y demás, de Dragon Fall, revistas, o muñecajos y cartas de esas raras. Aunque de todos modos tampoco busqué nunca más de lo necesario.


Poco después comencé a ir a la Librería de la esquina, y encontré un cómic llamado DV8, me gustó mucho la portada, y cómo estaba dibujado, de modo que (sin saber de qué narices iba) me lo compré. La verdad es que fue un acierto, porque en aquel momento era lo que necesitaba, una serie con un grupo, pero no de los típicos superhéroes, estos habían sido manipulados genéticamente no se si de pequeños o antes de nacer, y tenían conversaciones entretenidas. Aparte de todo eso, el ambiente era cargante, y normalmente marginal, y los superpoderes de alguno de ellos, como Evo, no era demasiado agradable. El grupo se enfrentaba a anomalías genéticas que fueran también asesinos o violadores, o a organizaciones criminales, no se, pero me gustaba mucho, y en vista de que en la librería traían uno cada mil años pues fui de nuevo a Ateneo, y pregunté por la serie, me dijeron dónde estaba, y seguí coleccionándola hasta el 18 o así, que empezó a decaer y finalmente fue cancelada en el 23…



Era hora de probar con otra serie, ya que esta no me había dejado mal sabor de boca, precisamente todo lo contrario. Y esta segunda serie fue Gen 13, que tenía cierta relación con la anterior, porque en algún que otro número se enfrentaban entre ellos.
Este cómic era un poco distinto, los personajes eran un grupo también, con superpoderes, y alguna manipulación genética de por medio, pero…eran más acomodados, no estaban marginados, y sus misiones eran más molonas, aparte eran un poco más infantiles, al igual que sus argumentos y diálogos, y los combates en lugar de ir en tono serio eran más tipo dibujos animados, con golpes y estrellitas en la cabeza a la vez que el afectado ponía cara de tonto... No obstante me enganchó, y la seguí durante un tiempo larguillo, pero al final la dejé por…buscar otra cosa distinta, se ve que nunca estaba conforme con nada por aquella epoca…






Creo que lo último que compré de ambas series fueron dos especiales, uno llamado DV8 / Blackops en el que los Deviants luchaban contra unos tíos con armaduras-robot. Y uno llamado Gen 13 / Monkeyman and O´Brien, en el que aparecían miembros de otra serie…que eran un mono muy grande y listo, que llevaba gafas y era científico, y una chica muuuuy alta y musculosa…eemmmm, sin comentarios…


Bueno, luego vi algo que llamó mi atención en la librería de la esquina, un cómic llamado Killrazor, que trataba de un tío que estaba desnudo en el Tíbet, y luego se ponía un traje rojo y se dedicaba a cargarse a otros que querían asesinarle, podía extraer pinchos metálicos por cualquier parte de su cuerpo, y utilizarlos de múltiples formas. Pero resultó que no tenía colección propia, era un secundario de otro cómic, y el número que compré era un especial de esa editorial…de modo que no encontré nada más acerca de ese personajillo en solitario…



Mis inicios, etapa superheróica en general, cómics Marvel

Después de eso pasé una temporadilla comprando cómics variados, bien porque me interesaban los personajes, bien porque me gustaba el dibujo, bien porque me gustaba la historia así leída por encima, o simplemente por probar suerte. Compré Avengelyne, New Warriors, WildC.A.T.S, o Youngblood, que fueron…o absurdas, o con un dibujo muy malo, o malísimas en general, o simplemente no me interesaban, pero esa etapa fue horrible porque me hice con varios números de muchas colecciones sin atinar con ninguna. También recuerdo comprar un cómic de una llamada: “Las aventuras de Tom Strong”…en la que no me enteré de nada, pero me pareció bastante malilla, y un número también de “The League of Extraordinary Gentlemen” (La Liga de los Hombres Extraordinarios) que sí me gustó, pero tampoco era lo que yo buscaba.

Finalmente me centré en buscar series sobre personajes conocidos, de los que me habían gustado en la tele, los sábados y domingo por la mañana, serían Hulk, Spiderman y los 4 Fantásticos.

La primera fue Spiderman, pero me equivoqué y compre una limitada llamada “Spiderman 2099”, de modo que todo era diferente, el dibujo un tanto extraño y no tenía nada que ver con lo que yo recordaba, por lo que probé otra vez con dos números de la serie regular…pero fue un fracaso, no terminaba de cuajar, y el personaje tenía poco interés para mí, había descubierto que no me gustaban sus poderes, ni el traje que llevaba…había perdido todo el encanto que podía haber tenido en la serie de televisión, y decidí pasar también del tema “Spiderman”.



El siguiente fue Hulk, que me había gustado bastante en la tele, y el dibujo era bueno, tanto como el argumento, aunque fuera lioso por haber demasiado por detrás que yo desconocía, no obstante la seguí durante unos pocos números, pero finalmente el hecho de no saber nada de lo sucedido anteriormente en la serie, unido a la simplicidad del personaje hicieron que dejara de comprarlo. Estaba interesado por algo más que un tío que por accidente se traga una explosión de una bomba gamma y luego se transforma esporádicamente en una masa de músculos verde que está muy enfadada y lo destroza todo.




Fue el momento de probar con la tercera serie que había visto y me había gustado. Los 4 Fantásticos.
La verdad es que compré un par de buenos números en los que Galactus intentaba devorar la Tierra, pero enviaba primero a sus heraldos, se enfrentaban a los 4F y finalmente se unían todos los superhéroes terrestres a la batalla contra el gigante devorador de planetas. Estaban muy entretenidos, pero claro…luego compré otro par de la serie regular y no me gustaron tanto, además que la serie para verla estaba entretenida, pero para leerla en cómic no tanto…no terminaban de convencerme los personajes ni el desarrollo de la historia…


Acabé ya del todo con ellos cuando me compré la cosa más rara que haya visto nunca…uno llamado “Challengers of the Fantastic”, en el que los 4F…eran…muy…distintos…
La Cosa era humana, y Galactus le transformaba en "La Cosa", pero...tenía cuatro brazos…Reed Richards tenía unos tentáculos en la espalda similares a los de “Octopus”, Johnny Storm no podía controlar el fuego, pero en su lugar llevaba un lanzallamas, para no perder la costumbre…y Sue era agente de S.H.I.E.L.D. y no tenía poderes tampoco, pero claro, eso de ser espía se supone que iba ligado con el sigilo y el pasar desapercibida...algo similar a la invisibilidad (o al menos es el parecido que intenté buscarle yo, si es que lo tenía)…El Surfista Plateado iba con esquís y bastones y se llamaba El Jinete Plateado (muy apropiado sí, lo de surfista por llevar una tabla de surf estaba bien, pero jinete llevando esquís...que me lo expliquen)…Galactus tenía una especie de máscara de calavera blanca…y se llamaba Galactiac…en fin, que tras horas y horas de intentar explicarme eso sin llegar a ninguna conclusión decidí dejar la serie antes de volverme loco (años más tarde descubriría que pertenecía a “Amalgam Cómics”, una cosa rara que junta poderes y aspecto y demás, de varios superhéroes de varias editoriales, de Marvel y DC…o algo así, en fín, un lío). Dejo una imagen para quien quiera sorprenderse, aunque a estas alturas ya...


Bueno, pues aquí concluye la parte de hoy...próximamente contaré qué me parecieron un par de colecciones más, y luego mi entrada y salida rápida en el mundillo mutante, después otra serie, y finalmente mi vuelta a dicho mundillo para quedarme hasta la fecha actual :-)

6 Comments:

  • "...algo más adulto (nooo, no penséis en eso que estáis pensando, el porno llegaría más adelante, jajaja, no, es broma :-P)..."

    ayysssss, pillín, pillín!! jejejeje :-P


    "... una chica muuuuy alta y musculosa…eemmmm, sin comentarios… "

    jummmmmmmm...


    me encanta leer tu blog, ya lo sabes! :) :) :)
    (para cuando las clases particulares de fotografia?) ^^

    Muaaccckksssss!****

    By Anonymous La Pekeña Telequinética, at 11:33 p. m.  

  • >>>>>algo más adulto (nooo, no penséis en eso que estáis pensando, el porno llegaría más adelante, jajaja, no, es broma :-P), aunque tampoco demasiado, algo que tuviera más argumento...

    ¿Estás diciendo que el porno no tiene argumento? :P

    Yo Gen 13 resulta que la tengo bastante completa, de DV8 tengo unos cuantos, porque también me parecían más interesantes que los de Gen 13 (¿Cómo se llamaba la que iba toda de rojo y tenía múltiples personalidades?). Tengo el especial con Monkey & O'Brien también ^__^

    También tengo de Strikeforce y el especial de Killrazor... tengo demasiados cómics :|

    Lo demás, pues es que te tocó o etapas malas o series con demasiada historia...

    ¿Qué números de los New Warriors tienes? Porque esa serie fue una POM en sus inicios, pero luego...

    By Blogger IvánN Díaz, at 12:02 a. m.  

  • >>>>>algo más adulto (nooo, no penséis en eso que estáis pensando, el porno llegaría más adelante, jajaja, no, es broma :-P), aunque tampoco demasiado, algo que tuviera más argumento...

    ¿Estás diciendo que el porno no tiene argumento? :P

    Grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr, había un paréntesisssssssssssssssssssssssssssssssssssssss :-P

    By Blogger Edu, at 10:46 p. m.  

  • Very cool design! Useful information. Go on! »

    By Anonymous Anónimo, at 10:51 a. m.  

  • Excellent, love it! film editing schools

    By Anonymous Anónimo, at 12:29 a. m.  

  • buy propecia how to buy propecia in australia - propecia persistence program

    By Anonymous Anónimo, at 8:17 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home